DATOS CALIENTES

GENTE QUE BUSCA SOPAS

498 veces compartidos

Captura de pantalla 2017-06-22 a las 17.24.23

Escribe Paola Miglio

Twitter @paolamiglio / Instagram @paola.miglio

 Ante la demanda, hoy la respuesta: ¿Dónde tomar buenas sopas con sello peruano en Lima? Acá una breve guía, pero ojo, se basa en nuestra experiencia sopera acumulada en estos últimos tiempos. Obvio que van a faltar algunas y probablemente “sus favoritas” no estén (tampoco la que hacen en sus casas), pero incluimos aquellas que tenemos más cerca tenemos del corazón y la panza. Si tienen otras propuestas, cuéntenos, que siempre andamos tras la pista de nuevos sabores y sazones.

LAS SOPAS DE MARÍA

Nuestra adorable chef María Zúñiga, experta cocinera y con una sazón como pocas, ha lanzado un nuevo emprendimiento sopero que reanimará los espíritus de todos los que se viven quejando porque se fue el sol. Su proyecto nuevo se llama Sopas Regionales delivery, y como lo leen, llegan hasta la puerta de su casa. Hay dos presentaciones: en ollas de barro para de seis a ocho personas, y en envases biodegradables para una y dos porciones. Cualquier consulta la contactan al ‭981-053-832‬.  Su listado de sopas, se lo dejamos a continuación. Una maravilla este rescate cultural hecho con auténtico cariño.

EL INVERNAL SANCOCHADO

El sancochado es resultado de un interesante mestizaje. Hay quienes indican que proviene del timpu andino (col, zanahoria, tubérculos y carne) y del célebre cocido madrileño español (vegetales, carne y embutidos). Algunos espacios en Lima lo preparan todo el año, pero otros esperan que se desate el invierno para arrancar con sus festivales. Acá nuestro favoritos: El Palacio del Sancochado (Av. 28 de Julio 990, Lima; todos los días de 12:00 a 16:00 horas); el Hotel Sheraton, con su contundencia y variedad de salsas (ver nota Cómo atacar el sancochado del Sheraton con éxito); el de Isolina: una versión más casera pero igual de contundente y sabrosa; el sancochado de doña Yolanda Solís en el mercado Monumental de Puente Piedra, a donde fuimos hace poco más de un año y no vemos las horas de volver (ver nota El sancochado de Yolanda); y el bien trabajado buffet del sancochado del Perroquet, que ofrece carnes e interiores variados que van desde lengua y salchichas hasta asado de tira. Además de las salsas, un alto en su prensado de higos y en los churros con manjar casero. Están incluidos en en buffet así que pueden despacharse a su gusto. Foto Santiago Barco del sancochado de doña Yolanda. 

LAS INFILTRADAS

La sopa de cebolla no es de larga estirpe criolla pero por ahí anda calentando corazones cuando puede. Recomendamos la del Tanta que viene con rodaja de pan campesino gratinado con tres quesos. Ahí también hay una agradable crema de zapallo loche con pan al ajo por la que hemos vuelto varias veces. Foto Difusión.

Captura de pantalla 2017-06-22 a las 17.24.34

LAS ORIENTALES

El ramen de Cosme.

No son de origen peruano, pero casi como que lo fueran. ¿Wantán o ramen? Para calentar la noche a nosotros, cualquiera de las dos nos viene bien. La primera es mucho más común encontrarla en cada esquina y una de nuestras favoritas es la sopa wantán especial del Chung Yion (Jr. Unión 126, Barranco) que hasta pato tiene. La segunda ha visto disparado su éxito hace algunos años y son varios las que ya ofrecen distintas versiones para calentar el corazón. Bien hechas hemos encontrado en restaurantes fine dinning como Maido y Cosme, pero también en propuestas más casuales como Tokio Ramen (una de las más sabrosas), Omatsu (con sus recutecus criollos) y Naruto. Un extra que pasa a integrar las filas exóticas del barrio: la sopa pho, una especialidad vietnamita llena de aromas y toques picantes, mucho más ligera pero igual de entrañable que las anteriores. La encuentran en Viet. Foto Cosme Difusión.

SANTO MENESTRÓN

Esta es una de nuestras sopas favoritas. Probablemente una de las más solicitadas y de las que mejor hacemos en casa. No hemos encontrado aún competidor justo. Y es que en cuestión de menestrones, cada uno tiene su estilo y todo vale. La receta es italiana (minestrone) y adquiere vida según el pueblo en donde se prepara. En Perú se le incorporó yuca, papa amarilla, choclo, frejoles verdes, habas y hasta fideos canuto. El de la Trattoría Italia es todo un clásico (Av. Colonial 303, Lima y se prepara todos los martes, miércoles, sábados y domingos); el del Café Tostado (Calle Nicolás de Piérola 232, Barranco) va todos los miércoles y también nos gusta mucho. Isolina tiene uno que es la sensación de la temporada: cargado de ingredientes, cremoso pero los justo en hierbas como para dejarnos trabajar el resto del día sin añorar una buena siesta. Y El Bodegón (Av. Tarapacá 197, Miraflores) tampoco se queda atrás: espeso y reponedor, como para terminar con el frío y aliviar cualquier pena del corazón. Foto El Bodegón Difusión.

HAY CALDO DE GALLINA

Decía Manuel Asencio Segura: “Cuando Dios se determina / a fregar a los mortales, / no les valen los cordiales / ni los caldos de gallina” (1885). Hoy, en la buenas y en la malas, para aliviar las penas y celebrar la risa, un buen caldo de gallina es lo justo. La idea central de este preparado es que hierva bien, sea sustancioso y lleve gallina de verdad, fideos largos (no cortados ni masacota pero sí un poco suaves, aunque los prefiramos al dente), kión, papa amarilla y huevo. Para sazonar son infaltables el ají limo colorado o rocoto, la cebolla china picada y un buen chorro de limón. Nuestro favoritos son la Carpa Azul (Av. Nicolás Arriola 1412, San Luis; todos los días las 24 horas) y El Huerto Florido (Av. 1º de Mayo 2511, El Agustino; lunes a sábado de 08:00 a 17:00 y domingo de 08:00 a 17:30 horas). Pero bueno, si andamos con antojo y no da el tiempo, el caserito de la zona es 24 Horas en la Av. Aramburú 986, Surquillo. Tremendo platazo y tiene muy buen sabor.

EL SOPERITO

Don Félix Gómez es ayacuchano y llegó a Lima hace varios años. Hace poco más de 10 abrió el El Soperito, donde tiene en carta especialidades soperas de todo el Perú. Su patasca, por ejemplo, es de campeonato. En algunas regiones se le conoce como caldo de mote o mondongo y hierve ocho horas a fuego lento para poder obtener toda la sustancia de la carne e interiores que utiliza (malaya, mondongo). Hasta que reviente el mote. Se le considera un levantamuertos y se acompaña con cebolla china, hierba buena, perejil, rocoto y limón. Otras son el caldo de gallina, el menestrón, el sancochado y el caldo de cabeza de carnero serrano con papa negra y arroz. Lo encuentran en Julián Arce 469, La Victoria, todos los días de 19:00 a 19:00 horas. Hay delivery.

SOPAS DE MAR

Infaltables para levantar el espíritu y sobrevivir ese frío limeño invernal que se cala por nuestros huesillos. Primero el chilcano de Tomás Matsufuji en Al Toke Pez, bastante contundente y sabroso. Luego el chupe de camarón del Rinconcito de Tiabaya (Jr. San Miguel 962, Surquillo), pero solo lo hacen los fines de se semana y feriados; y de la cebichería Lobo de Mar (Jr. Colón 587, Miraflores; atiende todos los días a la hora del almuerzo), donde Octavio Otani ha logrado trabajar un suculento potaje que anima hasta al más alicaído. Barra Chalaca ha aumentado por invierno ha aumentado algunas alternativas a la carta: están el chupe levantamuertos, el chilcano de pescado y choros, el aguadito y la parihuela. Finalmente, dos: en La Picantería un concentrado de cangrejo memorable, y en Don Giuseppe, en Grau 30, La Punta, El Callao, un chupe de pescado que los mandará a siesta obligada.

LA CRIOLLA, LA MINUTA Y LA SUSTANCIA

Captura de pantalla 2016-07-12 a las 19.24.24

La sopa criolla suele confundirse con “la minuta” que llegó de Italia y que tiene queso, cebolla, tomate, fideo cabello de ángel y carne picada. La criolla, en cambio, lleva leche y huevo pochado. Haití Café Bar Restaurant tiene una criolla que es un clásico; también el Gloton´s (Av. Comandante Espinar 523, Miraflores) presenta una contundente opción las 24 horas del día, además tiene minuta y sustancia de carne, y para los que están cuidando la línea, una dieta de pollo. Ahora, si quiere aventurarse y descubrir un nuevo mundo cargado de sensaciones y emociones, siga nuestro paso y vaya a El Bodegón, donde la chef Cinzia Repetto prepara una sopa que nosotros nos empujamos hasta en veranos (si terminamos sudando y mareados, pero qué importa): es la huachana, una criolla con salchicha de Huacho desmenuzada de la que no se va a arrepentir. Memorable. Foto El Bodegón Difusión y la del arriba es mía.

BONUS TRACK

 

El artículo fue publicado el 11 Junio, 2018

Comentarios

  1. avatar
    Anónimo

    Prueben el menestrón de La Mora

    Responder

  2. avatar
    Delia Camacho

    Gracias por los datos!!!

    Responder

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS