LA DESPENSA

¡OH SÚPER CHÍA!

58 veces compartidos
Fotos Difusión.

Fotos Difusión.

Escribe Marissa Chiappe  (@marissachiappe)

Últimamente, esta semilla da mucho que hablar. Tanto por sus propiedades alimenticias como energéticas. Incluyan la chía en su dieta, verán cambios en su calidad de vida y estarán evitando un gran número de enfermedades.

Estamos en la era de los súper alimentos. Se llaman así, como los superhéroes, porque un poquito de cada uno de estos es capaz de proveer al organismo de cientos de micronutrientes, minerales y otros elementos indispensables para prevenir muchas enfermedades y proveerlo de una gran energía.

La chía es una especie herbácea que viene de México, Nicaragua y Guatemala. Tiene hasta un metro de altura y posee flores hermafroditas de color púrpura y blanco. Esta planta, que florece entre junio y agosto, al terminar el verano del extremo norte del mundo, da lugar a un fruto que posee semillas ricas en mucílago, fécula y aceite.

Leer sobre el primer libro de Chía hecho en Perú.

Sus propiedades van desde un alto contenido proteico, por eso es ideal para los vegetarianos, calcio y boro (que tiene como función fijar el calcio en los huesos). También contiene altas dosis de magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como la niacina. Además, tiene un alto contenido de fibra, por lo que no engorda. Si la comparamos con otros alimentos, la chía tiene cinco veces más proteínas que la leche, el doble de potasio que un plátano, tres veces más antioxidantes que los arándanos, tres veces más hierro que la espinaca y ocho veces más omega 3 que el salmón. Hoy sabemos que el omega 3 es un ácido esencial muy importante, pues reduce el riesgo de enfermedades vasculares, disminuye los triglicéridos y previene de la arterosclerosis. Además, alivia los dolores de la artritis, reduce la psoriasis y produce efectos antidepresivos.

La chía proporciona energía inmediata, por su alto contenido proteico y vitamínico. Regula los niveles de azúcar, retardando el proceso de descomposición de los carbohidratos y por consiguiente, da una sensación de llenura que hace perder peso. Su alto contenido de antioxidantes la convierte en la principal aliada para prevenir el envejecimiento, así que no gasten tanto en cremas y consuman chía.

¿CÓMO SE COME?

La forma más fácil es en aceite. Solo tendrán que verter unas gotas en la comida o la ensalada para tener todas sus bondades. La otra manera de obtener el mayor provecho de esta semilla es remojarla en agua primero. Así, la planta liberará el mucílago, produciendo un líquido gelatinoso e insípido, ideal para agregar al jugo de la mañana. También hay harina de chía, que se desempeña muy bien en la preparación de queques, postres y panes. Hay un sinfín de recetas con chía en Internet (además pueden ver el libro peruano sobre la chía que se lanzó hace poco y que, valga la redundancia, se llama Chía). Esta es una de las favoritas de El Trinche.

HELADO DE CHÍA

Captura de pantalla 2015-05-04 a las 16.06.27

Ingredientes

Preparación

Poner a congelar la leche con 12 horas de anticipación. Si usan una cubetera se congelará más rápido. Luego, batan la leche con la chía, la vainilla y la miel. Pongan a congelar y cuando ya esté listo, batan de nuevo hasta que aumente el volumen en 50% y vuelvan a congelar. *En vez de vainilla pueden usar plátano, cacao en polvo, coco, canela o lo que su imaginación le pida.

El artículo fue publicado el 18 Julio, 2018

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS