LA DESPENSA

CÓMO INCORPORAR EL CUSCÚS

77 veces compartidos
Fotos Difusión.

Fotos Difusión.

Escribe Marissa Chiappe (Twitter @marissachiappe)

Esta pequeña pasta de sémola es un ingrediente versátil, ideal para incorporar a nuestro menú como plato principal, entrada o acompañamiento. Además, es facilísimo de preparar.

Cous cous o cuscús, llámenlo como más le guste y disfrútenlo en sus miles de presentaciones. Tan versátil como el arroz o incluso como la pasta, el cous cous ha llegado al Occidente para quedarse. Este plato tradicional bereber, antiguamente se hacía de migas de pan, pero hoy en día es de sémola de trigo. En los países árabes se consume mucho y en África hay familias que lo comen todos los días. De los pueblos moriscos, llegó a España, incluso aparece en los textos de Don Quijote, para luego hacerse famoso en todo el continente. Se ve mucho en Francia e Inglaterra.

El cous cous se considera un cereal, es mucho más sano que la pasta, pues está hecho de la parte dura del trigo molida de tal forma, que no se ha llegado a convertir en harina. Es una fuente de proteínas con 6 gr por taza, de vitamina B, antioxidantes y minerales, como el selenio. No tiene grasas y  contiene hasta 2 gr de fibra por taza. Una taza de cous cous nos brinda 176 calorías y los dejarán más que satisfecho. No contiene grasas ni azúcares, por eso es muy usado en las dietas. Además, es delicioso, así que no sentirán que está haciendo ningún sacrificio.

Captura de pantalla 2015-07-20 a las 16.43.37

Cada país tiene su forma particular de comer cous cous. Algunos lo preparan en una especie de colador de metal que se coloca sobre la olla donde se está preparando un guiso. Otros solo ponen la cantidad indicada de agua con un poco de aceite de oliva por unos cuantos minutos a fuego muy bajito: el resultado, una pasta vaporosa y de aroma delicioso. En Marruecos suele servirse con guiso de cordero, en Italia se usa para platos de sopa de pescado y en el resto del mundo, como una pasta.

UNA RECETA FÁCIL DE COUS COUS

Ingredientes. 1 taza de cous cous, 1 hoja de laurel, 1 taza de agua, 1 tomate, 1 pimiento, 1 pepino, 100 gramos de queso feta, 1 puñado de aceitunas verdes, 1 puñado de aceitunas negras, ½ cebolla blanca picada, aceite de oliva, una pizca de cáscara rallada de limón, hierbas de su predilección, sal y pimienta.

Preparación. En una pequeña olla a hervir una taza de agua con una hoja de laurel y  una cucharadita de aceite de oliva y una cucharadita de sal. Cuando rompa el hervor, añadir el cous cous en forma de lluvia. Bajar la temperatura al mínimo y cocinar por aproximadamente cuatro minutos o hasta que se absorba el agua. Apagar y granear con un tenedor. Agregar un chorro de aceite de oliva para que no se pegue. Aparte, picar los vegetales: las cebollas (remojar en agua con sal para que pierdan un poco de intensidad), los tomates, el pepino y el queso. En un tazón, mezclen el cous cous con los vegetales y el queso. Sazonar con aceite de oliva, sal pimienta y alguna hierba aromática (prefiero ponerle orégano), cáscara rallada de un limón. Mezclar bien y servir. También puede añadir alguna proteína como atún, pollo a la plancha, langostinos o jamón en cubos. Es tan versátil como delicioso. Se sirve tibio o frío. Puede ser plato único, entrada o acompañante.

El artículo fue publicado el 10 Octubre, 2018

Comentarios

  1. avatar
    Jeannette Garcia

    Hola, me gustó tu artículo, muy informativo y sobre todo sabroso… Una consulta: ¿En Lima, dónde consigo el cuscús? He averiguado en varios supers pero no lo tienen… Gracias de antemano por tu respuesta.
    Jeannette

    Responder

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS