EL POLLO MÁS CARO DE MI VIDA

Fuimos a comer el pollo del hotel Nomad en Nueva York. Sí, ese relleno de foie y trufa. Fue el más caro de mi vida: ¿vale la pena el esfuerzo?

Este es el pollo. Foto Difusión Nomad.

Este es el pollo. Foto Difusión Nomad.

Escribe Paola Miglio (@paolamiglio) 

Fuimos a comer el famoso pollo del hotel Nomad en Nueva York. Sí, ese relleno de foie y trufa. El ave asada más trendy de la ciudad no es nada económica…. ¿vale la pena el esfuerzo?

Les voy a narrar paso a paso la experiencia. Llegamos al Nomad a la una y media de la tarde: repleto (debe hacerse reserva antes sí o sí). Atentos al recibirnos, nos llevan directamente a la mesa. El lugar es amplio, iluminado, pero con decoración en tonos oscuros, bastante clásica. Destila clase, agradable para almorzar, visitado por una fauna ecléctiva que transita entre turistas, foodies, huéspedes del hotel, ejecutivos, financieros y hasta celebrities.

El comedor. Lindo, ¿no?

El comedor. Lindo, ¿no? Foto Difusión Nomad.

Hemos llegado atraídos por el pollo (venimos de país pollero, sabrán comprender). Ese relleno de foie gras y trufa del que tanto nos hablaron. Ese que supuestamente es un bocado de cielo y un pedazo de paraíso en la tierra. Lo pedimos. Es para dos y vale US$ 84. Pero además agregamos a la orden cócteles y algunos entrantes. Primero los snow peas, que nos son otra cosa que holantao en juliana, crujientes, amenizados con panceta, queso pecorino y menta. Como para hacer en casa porque realmente estaban buenos. Luego el foie gras, impecable, con pistachos, ruibarbo y apio y tostadas para untar. La conchas marinadas con yuzo y pistacho: ligeras, frescas, pequeñas. Y una porción de papas fritas: quizá una de las mejores que hayamos probado, sazonadas con hierbas que en lugar de desaparecer, quedan delicadas y crocantes alrededor de las delgadas frituras.

Todo transcurre normalmente, conversación, risas…. Hasta que llega la mesera con el pollo: “les presento el pollo que se comerán hoy¨. Extiende la fuente y es un ave pequeña, de no más de 700 gramos, primorosamente adornada con hierbas frescas, como romero. Coqueta y con un dorado parejo y luminoso. De inmediato pensamos en el placer que será mordisquear esas alas crocantes. Chupar hasta el último hueso, saborear la piel dorada. Disfrutar. Luego agrega: “me la llevaré para prepararla y luego se las traeré”. No entendemos muy bien esa frase porque vemos el pollo listo, pero asentimos y esperamos.

A los 10 minutos más o menos llegan dos platos. Corazón roto. Es el pollo descuartizado, deshuesado, acompañado de una guarnición. Los plumeros de lavanda y romero han desaparecido. La carne se ha reducido a la mínima expresión, las alas no las vemos, y las piernas y encuentro llegan desmenuzadas en una mini cocotte, sumergidas en salsa y relleno. Corazón roto. ¿Se llevaron nuestro pollo y nos trajeron esto?

 

Esta es la pechuga que llegó a la mesa.

Esta es la pechuga que llegó a la mesa.

Tras un momento de desazón comenzamos a picotear: a ver, este es un pollo de corral, que proviene de una granja amish de Pensilvania. El relleno está hecho de foie gras, trufas negras y pan brioche. Además se aromatiza con lima ácida y romero y se cocina en horno de madera. La piel tiene ese acabado dorado por la grasa del foie, que además la vuelve crujiente desde adentro. Hay, claro, más ingredientes involucrados, por lo que jamás podríamos decir que es un pollo feo. Es, sin duda, un potente y elegante rostizado. Sin embargo, la pechuga no es tan jugosa e incluso no atrapa tanto el sabor de tanto menjunje: si se come sin piel, pierde la gracia.

Y estas son las maravillosas papas fritas.

Y estas son las maravillosas papas fritas.

¿Vale la pena invertir US$ 84 por el pollo del Nomad? Cuando la expectativa es tan alta, es muy posible que se te reviente la burbuja con facilidad. Y en nuestro caso, hubiésemos preferido ir descubriendo el animal poco a poco, en su presentación original, levantando cada capa y arrimando cada hueso hasta que no quede nada. Al final, el recuerdo de las papas fritas fue el más fuerte. Así que si están en Nueva York, evalúen las opciones (hay mejores por explorar) antes de ceder a las tendencias. Sobre todo, si te quitan las alas.

EL DATO EXTRA Y LA RECETA

El pollo de Loleta. La foto es de Loleta también.

El pollo de Loleta. La foto es de Loleta también.

Buscando información sobre el pollo del Nomad, me encontré con las recetas de Loleta Life, Market & Cooking, quien también ha vivido la experiencia pero además recreó el pollo en casa. Acá les ponemos el link, obviamente esto sale mucho más económico. A ver si se animan a prepararla.

Etiquetas: nomad, hotel nomad, chicken, foie, trufa, nueva york, receta

TAMBIÉN PUEDES LEER

MICHA TSUMURA: “WHAT MAKES ME HAPPY? MAKING OTHERS HAPPY”

Foto de MICHA TSUMURA: “WHAT MAKES ME HAPPY? MAKING OTHERS HAPPY”
Mar 13 de junio de 2023

Maido is a space in which the chef of Japanese descent uses his memories, travels, research, and the local ingredients, to create.

Leer más

DÓNDE COME: CHEF TON, DE LE DU EN BANGKOK

Foto de DÓNDE COME: CHEF TON, DE LE DU EN BANGKOK
Jue 1 de febrero de 2024

Desde Bangkok el Chef ThiTid Tassanakajohn (Chef Ton) de Le Du, nos recomienda sus cinco lugares favoritos, dos street food y tres de fine dining.

Leer más

PESCADOS Y MARISCOS: ESOS INGREDIENTES QUE NO MIRAMOS

Foto de PESCADOS Y MARISCOS: ESOS INGREDIENTES QUE NO MIRAMOS
Mié 3 de enero de 2024

Tripa, cabeza, hueveras, pescados pequeños, pota. ¿Cómo usar eso que no se debe tirar para alimentarnos mejor?

Leer más

TE GUSTO LO QUE LEÍSTE

PUBLICACIONES RECIENTES

Foto de PREMIO FOOD PLANET: DOS MILLONES DE DÓLARES PARA UN PROYECTO INNOVADOR
Jue 11 de abril de 2024
PREMIO FOOD PLANET: DOS MILLONES DE DÓLARES PARA UN PROYECTO INNOVADOR
Foto de CUANDO TENGO ALGO QUE DECIR: LOS PENDIENTES CON LA GASTRONOMÍA REGIONAL
Mié 10 de abril de 2024
CUANDO TENGO ALGO QUE DECIR: LOS PENDIENTES CON LA GASTRONOMÍA REGIONAL
Foto de DIEGO MUÑOZ: EL COCINERO QUE MIRA EL MAR
Mar 9 de abril de 2024
DIEGO MUÑOZ: EL COCINERO QUE MIRA EL MAR
Foto de ANTONIO BACHOUR: “A LA PASTELERÍA LATINOAMERICANA LE FALTA CREATIVIDAD, CONSISTENCIA Y CALIDAD”
Vie 5 de abril de 2024
ANTONIO BACHOUR: “A LA PASTELERÍA LATINOAMERICANA LE FALTA CREATIVIDAD, CONSISTENCIA Y CALIDAD”
Ver todas las publicaciones

Suscríbete a el trinche

Y mantente informado con nosotros

Suscríbete

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

Síguenos en facebook Síguenos en twitter Síguenos en instagram