DATOS CALIENTES

4 PRODUCTORES PREMIADOS EN SUMMUM 2019

Escribe Vanessa Rolfini @rutasgolosas / Fotos Summum Difusión

La reciente edición de los premios Summum 2019 reconoció el trabajo de productores peruanos de diversos frutos y zonas del país. Limones, cacao, chocolate y maíz morado generaron aplausos en el Gran Teatro Nacional cuando sus cuidadores subieron al escenario a recibir su tenedor de plata.

MAÍZ MORADO EN CAJAMARCA

El reconocimiento a la investigación se lo llevó la ingeniera Alicia Medina Hoyos, quien trabaja para el Programa Nacional del Maíz del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), al obtener una variedad mejorada etiquetada como INIA 601, que además, tiene propiedades antioxidantes y anticancerígenas. El proyecto se ha llevado a cabo con productores de caseríos de la región cajamarquina de San Marcos. Uno de los puntos más interesantes de este proyecto es que fusionó el conocimiento de la ciencia y el saber ancestral de los agricultores.

LIMÓN SUTIL TUMBESINO

Como mejor productor agrícola fue galardonado el tumbesino Elvert Castillo Ávila quien produce limón sutil, una variedad jugosa y de notable acidez, idónea para la gastronomía peruana. Perteneciente a una familia de agricultores, después de intentos en otras áreas, se ha dedicado al campo, y en la búsqueda de un producto que se ajustara a sus exigencias, en los ochentas comenzó con el cultivo de cítricos, que entre tantas ventajas exige poca agua. Su historia está llena de retrocesos causados por fenómenos como el Niño. Sin embargo, Castillo para contrarrestar los obstáculos, se ha preparado, tomado previsiones y actualmente logra un producto extraordinario, regados con agua de los cerros de Amotape, con un rendimiento de 25 toneladas por hectárea. Sus limones son de cáscara suave, con el perfecto punto de acidez y cinco centímetros de diámetro en promedio.

CAFÉ DEL VRAEM

Filomena Pinares puede alardear que sus granos del café han alcanzado 86.25 puntos en evaluaciones nacionales e interacionales. Su cafetal está a 1200 msnm en Echarate, región de la Convención en Cusco, zona famosa por la calidad de su café y cacao. Pinares es de voz y trato dulce, que en nada se parece a la entereza que exigió darle la espalda al cultivo de coca.  En el café encontró un motivo de orgullo para ella y su familia, una negocio donde todos están  involucrados de diversas maneras. El cultivo y procesamiento de recolección y postcosecha del café es complicado, laborioso, requiere paciencia y mucha disciplina, cualidades que ha demostrado esta productora, quien se ha ganado gota a gota el respeto de otros expertos en el tema.

CACAO DE VRAEM

Las tabletas con el nombre Juan Laura impresas en los empaques no son desconocidas en Lima y mucho menos entre expertos. En esta edición de Summum se le ha premiado por su calidad como productor, a lo que hay que añadirle que está involucrado en todo el proceso, desde el campo hasta las tabletas, o lo que las nuevas tendencias chocolateras llaman tree to bar. Aracuchano de origen, una combinación de suerte y tenacidad le permitió huir con su familia del terrorismo, prácticamente con lo que tenía puesto, para empezar en la región cusqueña de Pichari Alto, en La Convención, Cusco. Lugar donde se topó con el cacao que paso a paso ha ido respondiendo con generosidad para él y su familia, una decisión que en su momento requirió fortaleza porque el camino más fácil era la siembra de coca. Laura no se quedó en el campo y ha incursionado con éxito en el mundo del chocolate fino.

El artículo fue publicado el 11 Septiembre, 2019

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS