LA DESPENSA

LÚCUMA, SENSUAL FRUTA DE LOS DIOSES

82 veces compartidos

 

Foto Difusión LushZone.

Foto Difusión LushZone.

Escribe Marissa Chiappe (Twitter @marissachiappe)

Entre los mitos andinos, destacan algunas historias sobre alimentos de los antiguos peruanos. El primer relato que se encuentra sobre la lúcuma llama la atención y habla sobre la importancia de esta fruta presente en nuestra mesa hasta hoy.

En 1608, Francisco de Ávila escribió la obra Tratado de errores, falsos dioses y otras supersticiones de los indios de las provincias de Huarochirí, Mama y Chaclla. En este texto, originalmente en quechua, recopila una serie de mitos andinos, propios de Huarochirí y Yauyos, en tiempos previos a la conquista inca de la zona. Entre todos los que mencionan a las grandes deidades del panteón andino, encontramos uno que habla sobre la lúcuma. En él, el dios creador Cuniraya Wiraqocha, padre de la agricultura, se  transforma en un hombre en harapos que iba viajando y diseminando sus conocimientos entre los hombres. Un día, Cuniraya Wiraqocha se encontró con otra deidad, la bella Cavillaca. Cavillaca era famosa por despreciar los ofrecimientos de amor de los demás dioses o “huacas”. Sabiendo esto, Cuniraya Wiraqocha aprovechó que Cavillaca dormía a la sombra de un lúcumo, se transformó en ave, introdujo su simiente en uno de los frutos del árbol y cuando este cayó, la diosa la comió y quedó embarazada.

Este mito, muy aparte de describir los amoríos de un dios creador, relata la importancia simbólica del lúcumo, su fruto y su madera para el hombre del ande, la misma que recorre la historia de nuestro país desde los orígenes de la agricultura (8000 a.C.) hasta nuestros días, cuando la lúcuma (Pouteria lucuma) ha sido, inclusive, nombrada por el estado  como “producto bandera” en 2004.

El lúcumo crece en los valles interandinos, entre los 1000 a 3500 msnm, siendo los departamentos de Lima, Ayacucho y Áncash los que mayor producción ostentan. Hoy su producción va más allá del consumo nacional: se exportan casi tres millones de dólares a países como Chile, Estados Unidos, España y Japón. Entre sus mayores propiedades se encuentra su concentración de fibra como fuente de energía, de carotenos como aporte al sistema inmunológico, sobre todo en lo que se refiere a la protección del corazón.

Si bien la lúcuma no es una fruta que se suela comer sola, tiene extraordinario desempeño a la hora de preparar batidos, helados, jugos y postres. Su textura suave y aterciopelada la hacen ideal para darle cuerpo y dulzor natural a las preparaciones. Mientras que su sabor es sutil y elegante. Escojan las lúcumas que están blandas, eso quiere decir que están maduras. También es bueno olerlas para ver su grado de madurez. Si las compran verdes, pueden esperar a que maduren a la intemperie. Les dejamos una receta fácil y nutritiva con lúcuma para que preparen en casa. Será la favorita de grandes y chicos.

BATIDO DE LÚCUMA

Ingredientes. 1 taza de leche helada, 1 lúcuma madura,  1 cucharada de avena, 1 cucharadita de algarrobina, hielo.

Preparación. Licuar a máxima potencia en la licuadora y servir. Lo bueno de esta receta es que no necesita azúcar refinada. También pueden sustituir la leche de vaca por yogurt o por leche de almendras, si quieren una alternativa más saludable. Para el toque especial y extra crunchy, pueden agregar nibs de cacao.

El artículo fue publicado el 2 Julio, 2018

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS