LA DESPENSA

EL CÍTRICO DE LOS INCAS

146 veces compartidos

tumbo colombia

El tumbo es una fruta nativa de los Andes, aunque crece en costa, sierra y selva desde la época prehispánica. Más allá de sus propiedades medicinales, es una fruta deliciosa que sirve para postres y salados gracias a su punto de ácido, versatilidad y aroma.

El cebiche ancestral se preparaba con tumbo (Passiflora tripartita). Así lo dicen los vestigios encontrados por los arqueólogos y las crónicas que datan de los primeros años de la conquista. Atrás quedaron esos días con la llegada del limón, pero debemos rescatar este fruto de los valles andinos. Además, en jugo o en refresco es extraordinario para calmar la sed. Actualmente se usa mucho para preparar macerados con pisco y sours, pero en la gastronomía hay mucho más por explorar. Su interesante sabor cítrico la convierte en un ingrediente ideal para combinarse con pescados crudos, mariscos, arroces, cerdo y pollo. También para la elaboración de mermeladas y queques.

PROPIEDADES CURATIVAS

Además de sus interesantes características para la cocina, el tumbo tiene numerosas propiedades terapéuticas. Es ideal para el control de peso pues es bajo en calorías, rico en minerales y vitaminas, también tiene propiedades terapéuticas contra cálculos renales, malestares urinarios y dolores estomacales. Aquí les dejamos una receta para que disfruten en casa.

QUEQUE DE TUMBO

Foto Difusión.

Foto Difusión.

Ingredientes. 300 gr de azúcar, 175 gr de mantequilla a temperatura ambiente, 4 huevos grandes, 1 cucharada de extracto de vainilla, 250 gr de harina preparada, 1 pizca de sal y 200 ml de jugo de tumbo. Sirope. 200 ml de jugo de tumbo y 40 gr de azúcar morena.

Preparación. Precalentar el horno a 150° C. Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina. Añadir los huevos de uno a uno  e incorporar el extracto de vainilla. En otro bol tamizar la harina junto con la sal. Agregar un tercio del jugo de tumbo y un tercio de la mezcla de harina a la crema de mantequilla , azúcar y huevos. Batir. Añadir el otro tercio del jugo de tumbo y harina y volver a batir. Incorporar el resto. Engrasar el molde con mantequilla o con aceite. Volcar en el molde e introducir al horno durante una hora aproximadamente. Dejar enfriar sobre una rejilla dentro del molde.

Sirope. Calentar una olla el jugo con el azúcar hasta que se disuelva. Deje hervir por 15 minutos. Pinchar la superficie del bundt cake con una brocheta y verter la mitad del sirope sobre el bizcocho (que aun seguirá en el molde). Dejar que se cuele por los agujeros que le hemos hecho. Es mejor hacerlo la noche anterior, para que el bizcocho quede bien mojadito.

Este bizcocho es ideal para la hora del té. Pueden combinarlo con un Earl Grey o un English Breakfast o un Roiboos con leche.

El artículo fue publicado el 12 Abril, 2018

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS