DATOS CALIENTES

LOS AJÍES ESTÁN DE TEMPORADA Y UNA RECETA

Comenzó la cosecha de ajíes nativos en los campos de la Universidad Nacional Agraria La Molina. Y los pueden adquirir por kilo o por packs. Acá les dejamos la información para que tenga un abril intenso y furioso.

Como en años anteriores, los campos de la Universidad Nacional Agraria La Molina, específicamente el Programa de Hortalizas y Ajíes del Perú, ofrece una gran diversidad de ajíes nativos con certificación orgánica. Se calcula que en Perú existen más de 300 variedades de ajíes, pero habitualmente usamos solo cuatro o cinco de ellos, lo que poco a poco lleva a que algunas de esas variedades se vayan perdiendo. Los restaurantes pueden ser actores fundamentales de la conservación de la biodiversidad al conectar conocimientos y experiencias con los consumidores. Sus compras de ajíes también ayudan a que continuemos con nuestras investigaciones. Pero también el consumidor de a pie puede ser parte de esta importante campaña y apoyar la labor que se viene realizando en la Universidad Agraria, de manos del profesor Roberto Ugas. De acuerdo a disponibilidad, se brindan la siguientes opciones: Limo molinero rojo y amarillo, bola piurano, challuaruro amazónico, cerezo triangular de Lambayeque, miscucho naranja y morado, cerezo redondo de Lambayeque, arnaucho del Norte Chico y charapita.

EL DATO

Los pedidos pueden hacerce vía mail a Enrique Rioja (enrique_frh@hotmail.com) con copia a rugas@lamolina.edu.pe. También se pueden llevar packs de ajíes variados. Disponibilidad hasta agotar stock.

 

Captura de pantalla 2014-05-15 a la(s) 5.40.17 PM

Escribe Paola Miglio

Una forma rápida y rica de utilizar los diversos ajíes que tiene el Perú es hacer una suerte de encurtido en aceite de oliva. Advertimos que es para valientes y pica a rabiar. Pero si lo preparan y les sobra, al llevar vinagre y aceite, lo pueden guardar para varias comidas. Lo suelo usar cada vez que se preparan menestras o husos, y claro, con las carnes a la parrilla.

1. Compren ajíes frescos de varios tipos en el mercado: mocheros, cerezos, cachos de toro, limos trompos…. Incluso los pueden encontrar hasta en los supermercados. Los lavan bien.

2. Lavar y cortar en rodajitas. Si no les gusta que pique mucho, pueden quitarles las pepas. Igual picará, pero menos. Usen guantes para hacerlo, de esos de doctor o de peluquero. O aténganse a las consecuencias. Si no usan guantes, tengan cuidado de no rascarse los ojos después. A mi ya me pasó varias veces y no es divertido.

3. Coloquen los ajíes cortados en un bol, luego echan: un buen chorro de aceite de oliva, otro de vinagre blanco, sal, pimienta recién molida y ya. A padecer con gozo.

El artículo fue publicado el 2 Abril, 2019

Comentarios

  1. avatar
    GabrielaM

    Lo voy a probar!

    Responder

  2. avatar
    Anónimo

    El picor de los ajíes no esta en las pepas, sino en las adherencias internas de los ajíes.

    Responder

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS