DATOS CALIENTES

EL TEQUEÑO QUE COMISTE TODA TU VIDA, NO ERA TEQUEÑO

162 veces compartidos

 Captura de pantalla 2017-06-13 a las 10.37.55

Escribe Vanessa Rolfini Arteaga (Twitter @rutasgolosas)

El tequeño es el pasaboca más popular en Venezuela. Está por encima de las clases sociales, ubicación geográfica o posibilidades económicas, se come en todos lados y con el mismo gusto. En este caso, consiste en una barrita de queso blanco fresco semi-duro ligeramente salado, sobre el que se enrolla una tira de masa suave, flexible con un toque dulzón. 

Las primeras referencias de los tequeños aparecen a principios del siglo XX cuando se les llamaba “palitos o deditos de queso”. Aunque hay varias teorías sobre su origen, la más fundamentada apunta a la familia Báez de Los Teques en los Altos Mirandinos venezolanos. Al poco tiempo se hicieron famosos en poblaciones cercanas como Caracas, La Victoria y Tejerías, donde los pobladores preguntaban si ya habían llegado “los tequeños” para comprarlos. En realidad, se referían a los habitantes de Los Teques, pero con el tiempo la receta adquirió dicho nombre. Increíblemente, en Perú también se pueden degustar tequeños, pero guardan muy poca relación con el platillo venezolano.

Los tequeños en Venezuela se pueden encontrar con su masa original, pero también se elaboran con hojaldre, brioche y hasta versiones más industrializadas cuya fórmula se limita a harina, agua y sal. En la receta original la masa lleva mantequilla y huevos.

Por otra parte, los rellenos varían, desde los tradicionales con queso, pasando por jamón y queso, chocolate, dulce de membrillo con queso, en formatos que van desde muy pequeños hasta los famosos “tequeñones”, una versión gigante popular en los expendios de comida de centros educativos.

Se trata de un fórmula simple y poderosa, que combina básicamente dos elementos: queso y masa, pero que al freírse da como resultado un bocado rebosante en gusto y sabor. Su receta resulta laboriosa, llena de trucos, pero se pueden hacer muchos en una sesión y guardarlos en el congelador para luego disfrutar a gusto o necesidad, porque los resultados son mucho mejores al hacer contacto con el aceite caliente cuando están congelados.

El buen tequeño se reconoce porque la masa es crujiente al morderla, suave al masticar, no resulta chiclosa ni se le sale el queso al freírlo; y si cuando se come, el relleno siempre se mantiene junto a la masa. Para quienes se animen, a continuación la receta del gastrónomo venezolano Armando Scannone con algunas recomendaciones y sugerencias de la autora del texto.

TEQUEÑOS VENEZOLANOS (40 A 50 UNIDADES, DEPENDE DEL TAMAÑO QUE CORTE EL QUESO) 

Ingredientes

Preparación

Para la masa

Así deben lucir los tequeños antes de ir a la sartén.

Así deben lucir los tequeños antes de ir a la sartén.

Armado de los tequeños

QUIÉN HACE TEQUEÑOS VENEZOLANOS EN LIMA POR ENCARGO

El artículo fue publicado el 13 Junio, 2017

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS