DATOS CALIENTES

3 DATOS: EL MUNDO FEMENINO DEL CHOCOLATE PERUANO

Escribe Vanessa Rolfini @rutasgolosas

Ni el cacao, ni el chocolate tienen género. Sin embargo, el mundo cacaotero peruano está lleno de mujeres: talleres, tiendas, salas de cata y laboratorios están llenos de ellas. Ni qué decir de los cacaotales en la gran mayoría de los países productores. En Perú y en el mundo, desde hace un tiempo, la presencia femenina se destaca aún más.

En Perú el trabajo femenino ofrece resultados excepcionales presentes en cada eslabón de una cadena larga y compleja. Comunidades de productoras como Tsinane de la Cooperativa Agraria Qori Warmi en Jaén y Kusty de la Asociación de Agricultores de El Huerto en Vraem, son dos buenos ejemplos. Pero a eso se suman muchas ingenieras agrícolas, especialistas en mercadeo, catadoras y chocolateras al frente de marcas como: Shattel, Alkimia, Ura, Elizza, Bakau, Sraps, Nina, por solo mencionar algunas. Para esta nota, tres emprendimientos increíbles, que tienen en común creatividad, enfoque, mucho oficio, pasión por el cacao y son liderados por mujeres.

XOCOLATL: GIOVANNA MAGGIOLO

Chocolatier desde hace dos décadas, su trabajo en bombonería es delicado, ingenioso técnico y hasta arriesgado. Tiene el don de armonizar sabores que posiblemente no habíamos imaginado que se podían combinar y, en su caso, no solo funcionan, sino que ofrecen una experiencia increíble. En el taller de la limeña Giovanna Maggiolo se producen alrededor de 27 tipos de bombones, además de otras preparaciones con chocolate como sus increíbles florentinas. Recientemente, en el décimo Salón del Cacao y el Chocolate Peruano presentó como novedad su propio chocolate, elaborado con cacao procedente de Cusco, Amazonas y San Martín. Su producción es relativamente pequeña, pero cubre su línea de tabletas con los tres orígenes, además de las que tienen inclusiones como naranjas, almendras, cardamomo, aguaymanto. Maggiolo ha obtenido premios dentro y fuera de Perú por sus bombones y untables, así que se trata de una gran conocedora que extrae lo mejor que las habas de cacao pueden dar, es decir, ofrece un chocolate de haute couture– alta costura -. Contacto: @xocolatlgm (Instagram) / www.xocolatlgm. Pueden adquirir todos sus productos por Instagram y las tabletas también las venden en la librería Book Vivant.

CONCIENCIA CON CONCIENCIA

“El cacao es el canal elegido por nosotras para llevar luz y bondad a toda la humanidad. Creemos en sus cualidades curativas”, es la presentación que hacen en sus empaques las chocolateras Silvana Quintero y Carolina Ward. Su marca se llama Conciencia y trabajan el fruto como si fuese una planta medicinal que vinculan a energía vital y a las emociones. Entonces, cada tableta señala una sensación, sentimiento o meta, como alegría, bendición, disfrute, vitalidad, abundancia, que se apoya en hermoso trabajo gráfico. Todo el chocolate se hace con la modalidad “raw” o en crudo, es decir, no tuestan los granos de cacao, lo cual, aseguran mantiene la propiedades curativas y nutritivas del fruto. Ofrecen cinco tabletas distintas con frutas liofilizadas, tres líneas de bombones donde están los 100% veganos, y sus colecciones Loving Her y Kiss Me con distintos sabores, pretzels bañados en chocolate y “gianduia” elaborada con castaña amazónica. Utilizan cacao 100% nativo procedente de cooperativas lideradas por mujeres. Se trata de un trabajo donde nada está hecho al azar, se involucran en todas las etapas del proceso, desde el campo, la post cosecha hasta la transformación en el taller. Sus empaques, de gran belleza, ilustran cómo la energía y la naturaleza hacen del cacao y de su relación con los humanos algo especial. Los empaques por dentro están llenos de información sobre las comunidades con las que están vinculadas y a cerca de los efectos que tiene cada tableta sobre el organismo y las emociones. Pero más allá del tema holístico y medicinal, se trata de chocolates técnicamente bien ejecutados, donde hay conocimiento del oficio. Son increíblemente aromáticos, untuosos, suaves, bien temperados. Tal vez su secreto es mucho más simple, porque la alegría y el placer al probarlos son razón suficiente de buena salud. Contacto: @concienciachocolate (Instagram) /  www.concienciachocolate.com para adquirir sus productos.

CACAO PERUANO, MANOS NORUEGAS

Vidgis Rosenkilde es la chocolatier noruega que elabora en Perú chocolates con cacao peruano y que vende en su país de origen. “En 2010 decidí dedicarme a mi trabajo soñado. Quería crear algo de buen gusto, aprender y viajar. Leí un artículo sobre cacao y chocolate, eso llamó mi atención y me llevó a tomar la decisión”, expresa Vigdis, quien luego se formó como chocolatera. “En Europa, fue fácil aprender a ser chocolatier. Ahí es donde empecé. Los productos fueron bien recibidos, aunque todavía no teníamos una cultura para los bombones artesanales en Noruega”, expresa, mientras muestra sus cuatro tabletas elaboradas con cacao de Cusco y Piura. Viajó a Perú por primera vez en 2016 y desde hace tres años comenzó su producción en Lima. Pero el proceso empezó antes, cuando se dedicó a buscar un cacao que se adaptara a lo que deseaba: lo encontró en los distritos de Echarati y Kiteni en La Convención, Cusco. En Perú trabaja desde el taller de Cacaosuyo, pero con sus propias habas, tuesta a su criterio y las tabletas nacen junto a la conocida marca, pero cada una conserva su espacio. Por decirlo de alguna manera, la cosecha 2019 la conforman más de 20 mil tabletas que llegaron hace pocos días a Oslo vía aérea, donde se venderán en tiendas especializadas. “Estoy muy feliz y agradecida por todas las posibilidades que tengo aquí, y esta configuración es perfecta para mí, ya que paso más tiempo con la fuente de lo que lo haría si configurara una producción de frijoles para bar en Noruega, donde ocupo el resto del tiempo enseñando sobre chocolate y su calidad”, expresa Rosenkilde. Contacto: @Vigdisrosenkilde (Instagram) / www.vigdisrosenkilde.no

El artículo fue publicado el 28 Agosto, 2019

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS