NUESTROS BLOGUEROS

PARABERE FORUM: COMIENZA EL DEBATE

38 veces compartidos

Escribe Mónica Kisic / Foto Parabere Forum

Ser mujer cocinera, madre y autónoma no es algo fácil, pero planteárselo pasa por reflexionar y tomar acciones que beneficien el camino que elegimos, más allá de todas esas dificultades. El 4 y 5 de marzo pasados, se celebró en Malmö (Suecia) la cuarta edición de Parabere Forum, en donde muchas mujeres inspiradoras y grandes profesionales del mundo de la gastronomía alzaron su voz para contar sus caminos, sus decisiones. Aquí mi reflexión sobre esos días y el congreso.

Parabere Forum es una plataforma internacional que representa la visión de las mujeres que trabajan en el mundo gastronómico. Parabere también (cómo no) tiene un compromiso con la cocina, con temas y problemáticas actuales que puedan solventarse. Este año el tema fue el Edible Cities/Ciudades Comestibles. Este año se habló de las ciudades y la sobre-población a la que nos enfrentamos en el mundo, el problema del desperdicio y la malnutrición, la situación actual con la inmigración y refugiados y su inclusión, entre otros temas de absoluta relevancia e interés coyuntural.

Resaltaron algunas charlas como la de Lara Gilmore, quien trabaja de la mano de Massimo Bottura, y  habló sobre Il Tortellante, un proyecto donde abuelas y niños con necesidades especiales se sientan a hacer tortellini (pasta) juntos. La iniciativa ha unido generaciones, logrando algo que va más allá de un plato de alta cocina, sin lugar a dudas. Leonor Espinosa, desde Colombia, dialogó sobre cómo buscar la visibilidad y el bienestar de lo rural y su riqueza cultural en lo urbano en Colombia. Apollonia Pollaîne, disertó sobre el rubro panadero en París y su visión del pan como alimento global.

Carolyn Steel, arquitecta que mira a través del lente culinario, en una interesantísima ponencia cuestionó la arquitectura actual de las ciudades y cómo hoy, prácticamente, no hay espacio para que un ciudadano pueda tener alguna relación con un espacio agrónomo. La charla inspiradora estuvo a cargo de de Ronni Kahn, mujer australiana que hace unos años comenzó con Ozharvest, una iniciativa que tiene como objetivo rescatar el desperdicio y que hoy en día alimenta a más de 75 millones de familias en Australia. A raíz del cambio migratorio en Europa y la gran cantidad de refugiados buscando asilo, el tema de la inclusión estuvo muy presente, y se habló de iniciativas que buscan unir diferentes culturas y comunicar mediante la cocina -Open the Door y Make the World a Better Placefueron dos de ellas. El mundo de las barras y las bebidas, también presente, con P(OUR), que tiene proyectos encaminados con Pedro Miguel Schiaffino en Perú.

Está también claro que en un foro de dos días, que esta vez reunió cerca de 40o mujeres de 30 países diferentes, los problemas a los que nos enfrentamos por ser mujeres en una cocina de mayoría masculina, también son tema de debate. Así, escuchamos a Anne-Sophie Pic (reconocida chef francesa con estrellas Michelin) quien se refirió a los obstáculos que ha tenido en su carrera y a su lucha: tuvo que enfrentarse a su propia cocina (mayoría masculina), donde por ser mujer no la dejaban liderar su propio restaurante, herencia de sus padres. René Redzepi, uno de los chefs más influyentes de hoy, habló abiertamente sobre el machismo: hizo un mea culpa por años previos y propuso hacer las cosas mejor. ¿Cómo? Teniendo recursos humanos en los restaurantes, priorizando un balance de género en su cocina. Factores que sin lugar a duda fomentan un mejor ambiente en la cocina y en un restaurante. “Se abren las puertas a una nueva creatividad cuando hay armonía e igualdad de género”, aseguró.

La prensa y los comunicadores tienen también una gran influencia en este sexismo, machismo, del que estamos creo ya, tan hartas todas. La costumbre y los hábitos no son fáciles de cambiar, y la prensa sin duda está viciada a estar hablando siempre de lo mismo. Personalmente no entiendo cómo no se aburren, con tanto contenido e iniciativas increíbles que hay. Hoy el rol de los comunicadores es importante, especialmente en un mundo de redes sociales donde nos encontramos tanto material. He leído artículos escritos sobre Parabere, en los que se hace mención al tema de la mujer y la desigualdad en la cocina (¡bien!), pero ¿qué pasa con hablar del contenido? ¿De las tantas mujeres de la industria que asisten y hablan de temas tan relevantes como los que menciono? Parabere simboliza sin duda el inicio de un diálogo y debate al respecto de los temas de género en la cocina y la industria gastronómica, por supuesto, y aplaudo eso porque es necesario. Pero no olvidemos que es un foro con muy buen contenido y mucha fuerza en sus temas.

Hoy el mundo sigue viciado con actitudes, prejuicios y hábitos inconscientes que favorecen al hombre. Y esto tiene que cambiar. Parabere es necesario para mantener abierto este diálogo en la gastronomía, y para que las mujeres puedan empoderarse de otras y sumar a que cambien las cosas, a que se escuchen todas las voces. Cito la frase que María Canabal, la organizadora del congreso, utilizó para este año: “Si tu brillas, yo brillo. Mujeres grandiosas empoderan a otras mujeres a ser también grandiosas”. Sin duda me fui segura de mi elección y camino como mujer, con energías para mi próxima aventura culinaria y totalmente inspirada de tantas mentes brillantes.

 

 

El artículo fue publicado el 12 Marzo, 2018
MÓNICA KISIC

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

OTROS