HOY ANDAMOS RESOLVIENDO DUDAS ¿QUÉ ES EL CHOCOLATE BEAN TO BAR?

El bean to bar ha ganado mucho, pero hay que tener cuidado con quienes se aprovechan porque resulta más comercial y es la excusa para subir precios.

Escribe Vanessa Rolfini (@rutasgolosas) /Foto Alexandre Brondino

Bean to bar son las tres palabras más usadas en los últimos años en el sector de chocolatería fina. También son las más apetecidas y, posiblemente, las menos entendidas o acomodaticias. La traducción literal del inglés es “del grano a la barra”, una frase simple y poderosa que resume el proceso de elaboración del chocolate. Pero, ¿de qué se trata? ¿Cuáles son las características que tiene que tener una barra para imprimirlas en su etiqueta? ¿De dónde viene el término?

En última década de la historia del chocolate, la frase bean to bar ha escrito un capítulo importante, tanto, que ha modificado la concepción de la chocolatería fina. Se trata de un término que rápidamente se extendió por todo el mundo, al punto de que como siempre pasa, se repite tanto la expresión que termina perdiendo sentido. Foto Rodrigo Flores.

A medida que ha pasado el tiempo, la idea inicial ha mutado de tal modo que hasta adquirió cierta veta comercial. Entonces, cuáles son los términos y condiciones que hacen que una tableta pueda llevar estas palabras correctamente. Todos los chocolates nacen de una haba o semilla de cacao, entonces, dónde está la diferencia. Las tabletas bajo esta denominación básicamente tienen las siguientes características: cacao de procedencia específica, incluso, hay trato directo con el productor y una estricta selección de las semillas que incluye estar al tanto de todo el proceso de postcosecha. Luego, está referido a los procesos artesanales y quedan excluidos los industriales.

La fórmula utiliza solo cacao (la manteca está permitida, pero no es la situación ideal) y azúcar que puede también ser panela, miel, yacón, incluso estevia, sin estabilizantes, ni añadidos como vainilla. Es muy importante que el empaque registre la trazabilidad, que incluya el tipo de cacao, zona productora, año de cosecha y la situación ideal es cuando, además, señala el nombre del productor. Algunos chocolateros llegan al punto de asentar quién se ocupó de cada etapa específica, como el secado y el fermentado. Foto Pablo Merchán Montes.

RADIOGRAFÍA DE UNA TABLETA

Entre las grandes cualidades de las tabletas bean to bar, está la búsqueda de exaltar los perfiles sensoriales del cacao, sus diferencias y experimentar con las distintas etapas del proceso de elaboración, como son el tostado, conchado y el tiempo de refinado. En esta modalidad acento está en las diferencias, tanto, que deja de lado la estandarización. Su principal atractivo es la búsqueda de las posibilidades que ofrece el cacao. Esto fue lo que impulsó a los propulsores de este movimiento en Estados Unidos en 2005.

Detrás de cada barra hay un estricto registro del proceso y, los estadounidense, escribían largos tratados sobre el comportamiento de las semillas en cada etapa, lo que no siempre se traducía en buenos resultados. No eran chocolates complacientes, ni comerciales, se trataba del producto de largas horas de reflexión, paciencia y territorio para el ensayo y error.

Las primeras marcas que formaron parte de este movimiento fueron Scharffer Berger, De Vries, Amano Chocolate, Aski Nosier, Fresco, Patric, Rouge y Taza. Algunas fueron más estrictas que otras, en algunos casos lograron sobrevivir haciendo concesiones, pero siempre basadas en los aprendizajes adquiridos reflejados en las tabletas con leche, con inclusiones e incluso en el chocolate blanco.

DE LOS PIONEROS AL CONSUMIDOR RESPONSABLE

Hay que tener claro que los grandes chocolateros europeos han exaltado el país de origen del cacao por décadas, algunos tenían y tienen representantes que se ocupan directamente de la compra en los países productores y reflejan la información en la tableta. Incluso, un punto importante en esta historia es cuando en 1982 la marca venezolana Chocolates El Rey hizo el primer envío de tabletas a Nueva York, donde especificaba que se trataba de cacao Carenero Superior, práctica que luego adoptaron referentes como la italiana Domori. Entonces, esta es una línea del tiempo que se ha escrito poco a poco y cuando los estadounidense hicieron acto de presencia, ya existían referentes importantes. Pero después de 2010, aproximadamente, la práctica tomó vuelo hasta convertirse en lo que vemos en la actualidad. Foto Louis Hansel @shotsoflouis.

Sobre los pioneros del bean to bar, algunos siguieron haciendo tabletas bajo esta filosofía de trabajo que mezclaban con otras más cercanas a los gustos de su público, que en un primer momento se enfrentó a tabletas con sabores que le eran ajenos, acostumbrados a registros más dulces y lácteos. Desde entonces, el umbral de amargor pisó con más fuerza, se señalan los porcentajes de cacao, y es cosa común que además del país de origen se señale la región específica del o los cacaos que conforman la tableta. La trazabilidad cada vez gana más terreno y es un gran valor señalar lotes, años de cosecha, incluso perfiles sensoriales.

También se preguntarán sobre los innumerables chocolateros de países productores que adoptaron esta modalidad, especialmente, los latinoamericanos. Pues, ese es tema de otro artículo, porque nos hizo apreciar nuestra diversidad, la riqueza de crecer al lado de los cacaotales, en un proceso donde han intervenido centros de investigación, universidades, laboratorios y la industria chocolatera en sí misma.

Finalmente, la historia del “bean to bar” ha ganado mucho, pero hay que tener cuidado con quienes se aprovechan y colocan en sus etiquetas irresponsablemente estas palabras, porque resulta más comercial y es la excusa para cobrar altos precios. Entonces, aquí es cuando entra en juego el consumidor responsable, el que prueba, cuestiona, investiga, compara y aprecia el valor del tesoro que significa una buena tableta en sus manos y en su paladar.

 

Etiquetas: bean to bar, cacao, haba, vanessa rolfini, chocolate, cacao, cacao peruano

TAMBIÉN PUEDES LEER

EL RECUERDO DE LOS GUISOS Y ESTOFADOS DE LA INFANCIA DESPIERTA LAS GANAS DE AGARRAR LA CUCHARA

Por: Heine Herold

Foto de EL RECUERDO DE LOS GUISOS Y ESTOFADOS DE LA INFANCIA DESPIERTA LAS GANAS DE AGARRAR LA CUCHARA
Mar 6 de julio de 2021

Estos son solo algunos comedores que todo memorioso del guiso debe recordar, ahora con el delivery los tendrá al alcance de la mano si no quieren cocinar en casa.

Leer más

LA EVOLUCIÓN DEL VINO PERUANO: 6 ETIQUETAS A MENOS DE 45 SOLES (Y DOS BONUS TRACK)

Por: Melina Bertocchi

Foto de LA EVOLUCIÓN DEL VINO PERUANO: 6 ETIQUETAS A MENOS DE 45 SOLES (Y DOS BONUS TRACK)
Dom 27 de diciembre de 2020

Mejor calidad-precio. Para brindar en estos días de celebración, Melina Bertocchi nos deja algunas opciones que alegrarán sus copas y sorprenderán su paladar.

Leer más

2 MALBEC MÁS PARA LA COLECCIÓN: HUENTALA WINES Y EL PODER DE GUALTALLARY

Por: Melina Bertocchi

Foto de 2 MALBEC MÁS PARA LA COLECCIÓN: HUENTALA WINES Y EL PODER DE GUALTALLARY
Jue 9 de julio de 2020

Melina Bertocchi reseña dos vinos Malbec para incorporar en nuestra lista de favoritos y ya no marearnos cuando vamos a las góndolas o pedimos delivery sin saber qué elegir.

Leer más

TE GUSTO LO QUE LEÍSTE

PUBLICACIONES RECIENTES

Foto de EL MOJITO DE MELINA BERTOCCHI: ELLA LO HACE CON RON VENEZOLANO
Mar 26 de octubre de 2021
EL MOJITO DE MELINA BERTOCCHI: ELLA LO HACE CON RON VENEZOLANO
Foto de EL MAL QUERIDO Y MAL ENTENDIDO CHOCOLATE BLANCO
Lun 25 de octubre de 2021
EL MAL QUERIDO Y MAL ENTENDIDO CHOCOLATE BLANCO
Foto de ¿Y POR QUÉ NO UNA SOPA FRÍA? LOS SECRETOS Y UNA VERSIÓN DEL FAMOSO GAZPACHO
Dom 24 de octubre de 2021
¿Y POR QUÉ NO UNA SOPA FRÍA? LOS SECRETOS Y UNA VERSIÓN DEL FAMOSO GAZPACHO
Foto de DESCUBRIENDO INSUMOS JAPONESES: ¿QUÉ COSA ES EL SHISO?
Mar 12 de octubre de 2021
DESCUBRIENDO INSUMOS JAPONESES: ¿QUÉ COSA ES EL SHISO?
Ver todas las publicaciones

Suscríbete a el trinche

Y mantente informado con nosotros

Suscríbete

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

Síguenos en facebook Síguenos en twitter Síguenos en instagram